Tiendita Flayer.jpg
san roque 2.jpg
san roque.jpg
tiendita web 2017- comprimido.jpg

Radio Maria

Video Institucional

 

Cada viernes tenemos la oportunidad de compartir aspectos del ser y quehacer de nuestra emisora. Esta vez les hablo sobre esta dimensión:

Radio María se pone al servicio de la Iglesia.

La Iglesia no es del mundo sino que está en el mundo, y cuando hablamos de que está en el mundo nos referimos a que debe anunciar a Jesucristo a la humanidad entera, porque Jesucristo es el único Salvador del mundo.

Dentro de esta realidad se ubica también Radio María, que nació en la iglesia, camina con la Iglesia y está al servicio de la Iglesia.
Radio María  no se anuncia a sí misma, anuncia la verdad sobre Cristo, sobre el hombre  y sobre la Iglesia.

Yo suelo decir que Radio María no es un grupo, no es un movimiento más.  Tiene un carisma de anunciar a Cristo, desde la Iglesia, en comunión con el Magisterio y el Papa.

Radio María está llamada par anunciar a Cristo. Eso significa que se pone al servicio porque es la Iglesia quien tiene la misión de anunciar al Salvador.

 Y qué importante dentro del anuncio, es la comunicación. Anunciar a Cristo es evangelizar. Evangelizar es comunicar a Cristo. Por eso la comunicación forma parte de la vida de Dios de Cristo y de la Iglesia.

La comunicación tienen su origen en Dios mismo, Dios se ha comunicado con nosotros a través de su Hijo, que es la Palabra eterna que se encarnó en el seno de María para que podamos entender su su mensaje de amor.
Dios en su esencia es comunidad, es comunión, diálogo y comunicación en el misterio de la Santísima Trinidad.

Ahí está el fundamento y modelo de la comunicación. Él  se comunica en Jesucristo, Palabra que se hizo hombre para anunciar el Reino de Dios a los seres humanos. Jesucristo es el contenido y la fuente de lo que la Iglesia comunica cuando proclama el Evangelio, esta es la Buena Noticia que tenemos que actualizarla permanentemente, y este actualizar se da en Radio María.

Las personas no somos lo más importante. Aquí el único con el rol protagónico es Jesús y María. La radio es de María pero no es para María, es para su hijo Jesucristo. Siempre vemos el logo de nuestra radio, la letra radio es más delgada, y la palabra María es más gruesa. María comunica a su hijo Jesucristo

La radio está para anunciar a Cristo a la humanidad entera, porque en esta palabra está verdad, la vida, está la Salvación. Es una palabra de Vida, una palabra de Luz, porque ilumina nuestra vida, y como suelo decir, es un acontecimiento, una llamada y una invitación a la salvación.

Por eso Radio María atrapa. Porque comunicamos la Palabra de verdad, y lo hacemos como testigo, pues hay que ser personas de fe. Cuando venimos aquí venimos a compartir nuestra experiencia de fe, “Lo que hemos visto y oído os lo anunciamos para que vosotros estén en comunión con nosotros” (1Jn 1, 3)
Eso que yo encontré, ese sentido a mi vida desde mi, fe en Cristo mi vida tiene sentido, vivo en paz con Dios y conmigo mismo y con los demás, eso quiero yo anunciarles par ustedes estén en comunión con nosotros y con el Padre
¡Qué importante es valorarlo y asumirlo!

El pecado nos lleva a una ruptura de amistad con Dios que nos debilita, nos entristece, y una ruptura con los demás también, se rompe ese vínculo de amistad, de entendimiento y alegría con los demás.

¡Qué triste cuando se rompe esta amistad con el otro! El que ha hecho el mal nunca está está feliz, siempre tiene algo que le impide ser feliz, ya sea el odio, rencor o algún mal. Por  eso el anuncio de la Palabra de Dios es tan importante. Porque a través de la escucha uno puede arrepentirse, uno puede reconocer sus errores y puede cambiar. La Palabra de Dios tiene poder de restaurar tu corazón, tu vida.
Y allí está la importancia de Radio María, en la tarea de evangelizar. Este es un instrumento de comunicar la vida, el amor, la misericordia de Cristo, el perdón de Cristo porque el es el único Salvador del mundo.

Que la bendición de Dios llegue a todos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Con cariño y aprecio.

Presbítero Vicente Segovia Colmán.

Radio María se pone al servicio de la Iglesia.

La Iglesia no es del mundo sino que está en el mundo, y cuando hablamos de que está en el mundo nos referimos a que debe anunciar a Jesucristo a la humanidad entera, porque Jesucristo es el único Salvador del mundo.

Dentro de esta realidad se ubica también Radio María, que nació en la iglesia, camina con la Iglesia y está al servicio de la Iglesia.
Radio María  no se anuncia a sí misma, anuncia la verdad sobre Cristo, sobre el hombre  y sobre la Iglesia.

Yo suelo decir que Radio María no es un grupo, no es un movimiento más.  Tiene un carisma de anunciar a Cristo, desde la Iglesia, en comunión con el Magisterio y el Papa.

Radio María está llamada par anunciar a Cristo. Eso significa que se pone al servicio porque es la Iglesia quien tiene la misión de anunciar al Salvador.

 Y qué importante dentro del anuncio, es la comunicación. Anunciar a Cristo es evangelizar. Evangelizar es comunicar a Cristo. Por eso la comunicación forma parte de la vida de Dios de Cristo y de la Iglesia.

La comunicación tienen su origen en Dios mismo, Dios se ha comunicado con nosotros a través de su Hijo, que es la Palabra eterna que se encarnó en el seno de María para que podamos entender su su mensaje de amor.
Dios en su esencia es comunidad, es comunión, diálogo y comunicación en el misterio de la Santísima Trinidad.

Ahí está el fundamento y modelo de la comunicación. Él  se comunica en Jesucristo, Palabra que se hizo hombre para anunciar el Reino de Dios a los seres humanos. Jesucristo es el contenido y la fuente de lo que la Iglesia comunica cuando proclama el Evangelio, esta es la Buena Noticia que tenemos que actualizarla permanentemente, y este actualizar se da en Radio María.

Las personas no somos lo más importante. Aquí el único con el rol protagónico es Jesús y María. La radio es de María pero no es para María, es para su hijo Jesucristo. Siempre vemos el logo de nuestra radio, la letra radio es más delgada, y la palabra María es más gruesa. María comunica a su hijo Jesucristo

La radio está para anunciar a Cristo a la humanidad entera, porque en esta palabra está verdad, la vida, está la Salvación. Es una palabra de Vida, una palabra de Luz, porque ilumina nuestra vida, y como suelo decir, es un acontecimiento, una llamada y una invitación a la salvación.

Por eso Radio María atrapa. Porque comunicamos la Palabra de verdad, y lo hacemos como testigo, pues hay que ser personas de fe. Cuando venimos aquí venimos a compartir nuestra experiencia de fe, “Lo que hemos visto y oído os lo anunciamos para que vosotros estén en comunión con nosotros” (1Jn 1, 3)
Eso que yo encontré, ese sentido a mi vida desde mi, fe en Cristo mi vida tiene sentido, vivo en paz con Dios y conmigo mismo y con los demás, eso quiero yo anunciarles par ustedes estén en comunión con nosotros y con el Padre
¡Qué importante es valorarlo y asumirlo!

El pecado nos lleva a una ruptura de amistad con Dios que nos debilita, nos entristece, y una ruptura con los demás también, se rompe ese vínculo de amistad, de entendimiento y alegría con los demás.

¡Qué triste cuando se rompe esta amistad con el otro! El que ha hecho el mal nunca está está feliz, siempre tiene algo que le impide ser feliz, ya sea el odio, rencor o algún mal. Por  eso el anuncio de la Palabra de Dios es tan importante. Porque a través de la escucha uno puede arrepentirse, uno puede reconocer sus errores y puede cambiar. La Palabra de Dios tiene poder de restaurar tu corazón, tu vida.
Y allí está la importancia de Radio María, en la tarea de evangelizar. Este es un instrumento de comunicar la vida, el amor, la misericordia de Cristo, el perdón de Cristo porque el es el único Salvador del mundo.

¡Que Dios te bendiga!